Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

No hay Guggenheim

Hoy por la mañana leí una noticia que me molestó sobremanera, para mi propia sorpresa, cual si hubiese sido una ofensa personal. Hace alrededor de 5 años se empezó a comentar en los medios el proyecto para la creación de un museo Guggenheim en México, en la Cd. de Guadalajara. El proyecto era interesante no sólo por las implicaciones directas: cultura, arte, turismo, museo de clase mundial, etc.; sino también por el edificio en sí, que tras un concurso internacional quedó en manos de Norten Arquitectos y  que yo tuve oportunidad de conocer en una conferencia dada por Enrique Norten dejándome impresionada. Vanguardista, funcional e imponente, así es como se suponía que sería y germinó en mí un enorme deseo de estar ahí apenas estuviera terminado.

Pues bien, ahora resulta que se ha confirmado de manera oficial lo que ya antes habíamos supuesto, escuchado y temido de manera extraoficial: no habrá Guggenheim en México. En El Universal aparece una declaración de el director de Estrategia Global de la Fundación Solomon R. Guggenheim de Nueva York, Juan Ignacio Vidarte, quien indica que el proyecto “está muerto, fundamentalmente por una cuestión relacionada, en este caso, con la crisis económica que impidió a las autoridades mexicanas tomar las decisiones que tenían que tomar en el plazo adecuado”. Lo que realmente me molesta no es ya la incompetencia y falta de visión que parece ser inherente a las autoridades mexicanas, sino sobre todo que hace algunos meses se dio a conocer en los medios que el gobernador de Jalisco destinó 90 millones de pesos del erario público para donarlos a la iglesia católica ¿Acaso no es indignante? La autoridad del estado puede libremente donar a una iglesia – dejando, por lo demás, en evidencia su ignorancia, pero eso es otro tema – y abusar de su cargo destinando dinero a una causa más bien personal, pero es incapaz de tomar la riendas de un proyecto que colocaría a México un paso – o muchos – adelante en el panorama mundial del arte.

Así que este es el motivo de mi molestia y no puedo creer que ninguna otra autoridad haya hecho algo para evitar esta tragedia, pero ni hablar, nos quedamos sin Guggenheim. Habrá que seguirnos conformando con la mediocridad o en el mejor de los casos, regularidad, de las exposiciones y museos existentes en el país y aprovechar las 2 o 3 de exposiciones anuales notables que existen en algunos museos, o bien, viajar al extranjero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 octubre 2009 por en arte y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: