Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Leonardo DiCaprio; el camino de súper estrella a actor verdadero

Ayer vi Inception. En su momento no la vi en el cine porque siempre he desconfiado de las películas que todo mundo quiere ver, pero después de leer múltiples reseñas – todas positivas – me convencí de que tenía de verla, y después de verla me convencí de que tenía que escribir algo sobre su actor principal.

Dos fuertes motivos tenían vedado a Leonardo DiCaprio del terreno de los actores serios: su carrera despuntó cuando se convirtió en el amor platónico de adolescentes  – yo una de ellas, un amor efímero, pero sí, me dio en la época de Romeo y Julieta – y se reafirmó cuando fue el protagonista de la película, en su momento, más costosa en la historia del cine que es el arquetipo de la súper producción hollywoodense. Sin embargo, en un determinado punto de su carrera – en gran parte, gracias a Scorsese – el otrora galán hollywoodense dejó el segmento de los Pitt y los Cruise y entró en el de los De Niro y los Brando; en el de los actores de que película a película van dejando una huella – algunas más modestas que otras pero que culminan indefectiblemente en la leyenda – y ganándose el respeto de todos (sí, de todos).

Tras Titanic – que no vi en su tiempo, no he visto aún y no creo que ver jamás -, inició una época en la cual me negué a ver sus películas. Pero después empezó la era Scorsese y era imposible seguir en esa apatía. Luego de ver The Aviator, The DepartedRevolutionary Road tuve una revelación: Leonardo DiCaprio es un gran actor. Verlo a través del lente de galán súper estrella  puede dificultar que su calidad actoral sea justamente apreciada, pero está a unos pasos – un par de películas quizás – de que ese lente que se le antepone le sea retirado para siempre. Este año vi Shutter Island e Inception y ya no me quedó duda de su valor actoral. Por eso he anotado en mi lista de películas que debo ver este año, aquellas que me perdí cuando creía que Leonardo era simplemente una imagen para la pantalla: Total Eclipse, Celebrity y Blood Diamond.

Ahora puedo decir que soy su fan, y no porque me parezca atractivo – no, no es mi tipo en realidad – sino por su talento como actor, y además, por su compromiso con la ecología, también debo decir que me cae muy bien.

Anuncios

2 comentarios el “Leonardo DiCaprio; el camino de súper estrella a actor verdadero

  1. Pingback: Mis 9 mejores del 2011: Películas « diseño y arte

  2. Pingback: La Revolución de Hugo Cabret « diseño y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 enero 2011 por en cine y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: