Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Imaginación desatada

He llegado a la conclusión de que la imaginación es como una máquina que anda por sí sola una vez que le das cuerda. Últimamente lo he experimentado como mucha más frecuencia que antes porque he pasado muchas más horas trabajando. Mi récord lo rompí esta semana, cuando pasé casi 24 horas seguidas diseñando. Lo sorprendente es que hasta el último momento tuve energía e ideas y cuando por la mañana volví a casa a dormir, me fue casi imposible. Digo “casi” porque en ningún momento estuve profundamente dormida. En vez de eso, mi mente seguía trabajando y mientras “dormía” me venían a la mente imágenes, composiciones, combinaciones de color, texturas. Todo porque en la agencia donde trabajo tuvimos sesión extraordinaria – ya ni tan extraordinaria en realidad – creando una propuesta de diseño editorial para una revista universitaria, que teníamos que entregar en las primeras horas de la mañana. Y así es esto, todos los diseñadores y similares me entenderán. Es como estar en drogas y empezar a imaginar cosas, sólo que aquí la droga no es una sustancia ilegal sino un flujo de trabajo tal, que llega un momento en que la mente vuela y crea asociaciones que con el trabajo posterior pueden ser muy efectivas. Las ideas que en condiciones más normales toman horas en aparecer, en este caso llegan como lluvia de meteoritos, una tras otra, y más vale asirlas y aprovecharlas.

Hace tiempo leía la Técnica para producir ideas de James Webb Young, que viene al caso porque en la etapa final sugiere, sencillamente, olvidar el problema. Una vez que ya ha sido lanzado al subconsciente y analizado desde todos los puntos de vista posibles, hay que olvidarlo, y en el momento menos pensado la idea se manifiesta, como un ser mágico al que se hemos invocado de muchas maneras y por distintos medios y en un momento inesperado, finalmente se aparece. Cuando la mente se encuentra en ese punto las ideas empiezan a llegar y depende de los  medios con que uno cuente (visión, experiencia, conocimientos, destreza técnica y tecnológica, etc.) para darles forma y convertirlas en un concepto efectivo y valioso. Es en momentos así cuando me doy cuenta que la magia de la creación existe, sólo que no es producto de musas que nos hacen el de honor de visitarnos de vez en cuando, sino de un proceso activo que se va perfeccionando con la repetición y la dedicación, como los deportistas que entrenan diario por varias horas para alcanzar sus metas. Una vez que hemos “calentado”, la imaginación empieza a andar por sí sola.

Anuncios

Un comentario el “Imaginación desatada

  1. Pingback: Para escribir más « diseño y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 febrero 2011 por en creatividad, diseño y etiquetada con , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: