Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Oscares: ¿Por qué importan tanto?

Quise escribir acerca de esto tomando como pretexto que estamos en las horas previas a la entrega del premio más importante en la industria cinematográfica. La respuesta a la pregunta del título, NO es: porque premian lo mejor cine, eso lo sabemos. Basta recordar que Angelina Jolie ganó uno y que Martin Scorsese lo ganó hace apenas 4 años. Y la lista de decisiones absurdas por parte de la Academia es casi mayor a sus aciertos. El Oscar se ha hecho tan importante por una serie de factores que poco tienen que ver con la calidad del cine: es un gran espectáculo de televisión, es el escaparate de moda y glamour más importante del mundo, es un pretexto para ver reunidas a las más grandes estrellas de cine en un mismo lugar y también, puede dar un gran impulso a la carrera de actores, directores, guionistas, músicos, animadores, técnicos, etc. Ningún otro evento reune todos estos factores a tal magnitud, así que se entiende que genere tanta expectativa, que sea el sueño de muchos y que aún cuando no nos merece gran respeto, muchos estemos pendientes para que llegue el día de ver la tranmisión en vivo. La fascinación es inevitable.

Fuera de esto, también sabemos que obedece a razones políticas y sociales, que entre los miembros de la Academia hay quienes nada tienen que ver con el cine y que ni siquiera ven las películas que contienden, que si Oscar fuera una persona, sería conservadora, cerrada, poco crítica y predecible. Prácticamente existen fórmulas para obtener el premio y cineastas y actores la siguen descaradamente, dejando de lado los retos y el trabajo propositivo. Por eso considero que un Oscar no es ni más ni menos para el ganador: un premio obtenido por el trabajo en una película. Un trabajo que no es necesariamente el mejor, sino el elegido por un grupo de personas. Lo que hará de un actor o director el mejor es la consistencia entre sus trabajos y la capacidad de proponer algo nuevo en cada uno de ellos; un Oscar no lo hace mejor ni peor, es sólo un premio. Un premio que nos fascina y emociona, pero que no significa nada en términos de calidad o talento y eso ya lo hemos comprobado a lo largo de estos 82 años.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 febrero 2011 por en cine y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: