Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

127 horas

Existen en el inmenso mundo de la cinematografía películas que son incómodas de ver pero aún con eso vamos a verlas. La mayoría de las veces es por morbo, pero hay algunos casos en los que es por un auténtico interés en ver el trabajo del equipo formado por director y actores. O bueno, al menos eso fue lo que me motivó a ir a ver 127 horas. Sabía que habría momentos en los que apartaría la vista y me estrujaría las manos, como efectivamente sucedió, y aunque yo siempre he tenido la idea de que el cine es para disfrutar – razón por la cual no me gustan las películas de terror – y para enriquecer nuestra visión usando el lente y asimilando la óptica de un cineasta particular, están estas películas incómodas que no cumplen con la primera cualidad pero sí con la segunda y entonces voy a verlas porque son más fuertes mi curiosidad y mi necesidad de formarme una opinión personal, que los momentos indeseables e incómodos que sé que me hará pasar.

Y 127 horas es una película que desde el primer momento te hace saber que “algo” va a pasar. Danny Boyle más que narrar una historia se centra en provocar sensaciones; hay escenas en que la película se vuelve un collage de imágenes y sonidos que más que narrar, evocan, valiéndose de las características plásticas de los elementos, como un pintor en su lienzo. Hay una atención en los detalles, donde los objetos son cargados de un peso específico, han sido puestos ahí cuidadosamente para que nosotros, los espectadores, entendamos algo, son los elementos que van detonando los puntos clave de la historia. En este aspecto, Danny Boyle es uno de los directores más originales que existen y de los pocos en la actualidad en los que se puede notar un estilo sin que parezca forzado o hecho a propósito. Es el resultado auténtico de una visión particular para contar historias.

Otra característica particular del director que se repite en esta película es el tipo de protagonista. Una vez más nos hace ver que a él  no le interesa la gente ordinaria. Parece que para que se decida a filmar una película tiene que haber un personaje al extremo. Ya sea de la adicción, del peligro, de la miseria y la marginación, o en este caso, de la aventura y la adrenalina. 127 horas es un monólogo interior – literal además, en el interior de un cañón – que no cualquier actor habría podido realizar, y ciertamente, James Franco no es la primera persona que habría venido a mi mente para realizarlo, pero el resultado es notable. Un reto dadas las reducidas – también literal – posibilidades expresivas. Sólo James Franco, sin poder moverse, dentro de una gruta de un cañón. Es ahí donde empieza la verdadera aventura, la explotación ingeniosa y talentosa de esos reducidos recursos hace brillar algo que pudo haber sido monótono y sin gracia – y tener éxito en taquilla sólo por el morbo de ver cómo se corta el brazo – y que al final resulta una película que verdaderamente brilla en la fotografía – otra vez literal -, en la dirección y en la actuación de James.

Siempre he pensado que lo más importante de una película es el guión, mas me imagino el guión de esta y creo que mi pensamiento habría sido “otra historia de supervivencia y valor, qué cursilería”, y sin embargo 127 horas en ningún momento cruza – es cierto que queda en el umbral, pero hasta ahí – esa delgada línea entre lo conmovedor y lo cursi; se queda en lo primero y al final, por increíble que parezca, dada la premisa de tragedia, uno sale alegre, con una sonrisa y con ganas de ponerle a la vida más aventura y pasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 marzo 2011 por en cine, ideas y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: