Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Sobre Anticristo

Hace más de tres semanas que vi esta película, y hace muchos meses que la esperaba, sin embargo escribo hasta ahora porque inmediatamente después de verla no sabía si me había gustado o no (bueno, por eso y por mi exceso de trabajo). Y es que Anticristo es una película que se cataloga más allá de “me gusta” o “no me gusta”. Por eso no me interesa hace una reseña más – en la web ya hay bastantes – sino compartir mis impresiones con este subjetivo y totalmente personal punto de vista:

La dualidad está presente en todo momento, con un rigor casi didáctico: bien-mal, hombre-mujer, Jesucristo-Anticristo.

Encuentro muy curioso que para la contraparte del Anticristo, Lars Vor Trier haya escogido, justamente, a Jesucristo, el de Scorsese en The Last Temptation of Christ.

Es una película de terror, pero el terror no es producido por lo sobrenatural, sino por el contrario, el origen del terror es lo “extra-natural”.

Derrumba por completo esa idea universal acerca de que la naturaleza es como una madre generosa que nos provee de todo a pesar de lo que hagamos en su contra. Aquí la naturaleza es el origen, centro y destino de la maldad, aunque eso sí, sigue siendo mujer.

Para mostrar esta maldad presente en la naturaleza – tanto la exterior como la interior, es decir, la humana – el director se vale de lo más natural e instintivo en los seres humanos: el sexo.

Por la parte del guión se nota la intención de crear una historia épica, hay una estructura que se intuye creada con rigor y atención en el detalle.

Al día siguiente escuché decir a un señor “es la película más horrible que he visto en mi vida”, – su esposa lo confirmó con entusiasmo – y esa es una descripción muy precisa que imagino que para el director, lejos de ser un insulto es precisamente lo contrario.

No es de esas películas que uno vaya a ver por placer sino de esas que hay que ver cuando se es cinéfilo, así de simple, guste o no lo que se está viendo.

¿Que Lars Von Trier es un provocador y su ego supera por mucho a su talento?, sí, creo que sí, pero ahí entre el ego y el talento también hay una buena dosis de valentía y de autenticidad y eso siempre es de respetarse.

Importante: señores mayores de 50 que creen que Titanic es la mejor película en la historia, que agotan en la librería del Sanborns el último libelo de política y que toman brandy escuchando a José José, abstenerse… en serio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 abril 2011 por en cine y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: