Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Five Years. Parte II

Continuando con el post de ayer:

Como era casi el fin de año (2008) decidí tomar un pequeño descanso laboral y  aprovechar para planear mi porvenir, reencontrarme con amigos y todas esas cosas a las que uno generalmente se dedica cuando ha quedado sin empleo. Al inicio de 2009 retomé la búsqueda de trabajo. Rechacé un par de ofertas porque no llenaban mis expectativas y mientras tanto acepté la oferta de un amigo para trabajar en un proyecto que implicaba viajar mucho y calificar el servicio de un banco, es decir, era muy divertido y estimulante, aunque -o quizás justamente por eso- no tenía nada que ver con el diseño. A la par del curso del año mi tranquilidad se fue tornando en preocupación y posteriormente en angustia y desesperación; las ofertas de trabajo eran -o así me lo parecía a mí- cada vez peores, había crisis y otros en mi lugar habrían aceptado cualquier trabajo a fin de no quedarse sin comer. Yo me mantuve, vivía con lo mínimo, lo único que me reconfortaba era saber que esa situación tenía que pasar, que era imposible que durará eternamente y que después de todo, mi determinación estaba siendo puesta prueba. Hice algunas de cosas como freelance y este parecía ser el único camino, pero era tanto o más difícil que el de ser empleado, así que no me alentaba mucho que digamos. La lección: persevera y sé optimista.

Durante este tiempo leía y escribía mucho, de alguna manera creo que estaba enojada con el diseño, como si fuese una persona a la que le había dado todo mi amor y que me respondía con desdén y desprecio, así que no me interesaba mucho diseñar. Pero luego el enojo se me pasaba, comprendía que más bien yo había escogido una profesión complicada, devaluada, incomprendida; y volvía a la carga, usaba mi tiempo en desarrollar los proyectos que tenía en mente y para los que no había tenido tiempo desde que terminé mis estudios. Me encontré con la ilustración y así descubrí que éste era un camino a seguir. Lección aprendida: aprovecha el tiempo, aprende, experimenta.

Luego me encontré en una reunión donde conocí a una persona que resultó que necesitaba una página web. Ahí además estaba presente uno de esos seres que creen que por estudiar un par de semestres y por saber usar Corel ya son diseñadores y por supuesto me sentí ofendida. Ambas nos ofrecimos a hacer la página web. De esta reunión  se originaron muchas cosas que me hicieron crecer inmensamente, aunque no viene al caso contarlas todas;  lo importante es que me vi en la necesidad de hacer una página web, la primera en mi vida. Yo sabía de diseño web lo que se puede aprender en un par de clases de 3 horas, que fue lo que me dieron en la universidad. El diseño web me aterraba, simplemente porque me era desconocido, pero no tenía alternativa, así que me embarqué con la determinación de aprender, fuera como fuera. Gracias al internet obtuve lo que necesitaba. Con tutoriales, manuales y a prueba y error, logré hacer esa página web, con resultados que a mí misma me sorprendieron. Una lección más: sé autodidacta e imponte retos. 

Hoy hace poco más de un año que estoy trabajando en un lugar -¡al fin!- donde el diseño importa y he visto una evolución notable en mi trabajo. Al principio tuve que soportar críticas que rayaban en la crueldad -bueno, eso me parecía- y de no ser por mi permanente optimismo creo que a esas alturas habría terminado en terapia. Otra lección: acepta las críticas constructivas y con sustento, dejar de lado la soberbia -parte inherente al diseñador- y abre tu mente. Al final te enriqueces y creces. Con esta actitud receptiva y sabia, fui evolucionando y logré ganarme el respeto y confianza por mi trabajo.

La distancia que separa a la diseñadora que era hace 5 años de la que soy ahora es inmensa, y sigue creciendo. Si me dijeran que tengo que volver a andar este camino me daría un ataque de pánico. Pero después del ataque emprendería la aventura, porque sabría que todo sería para bien y que terminaría siendo más sabia, más creativa, más sensible, más.. más diseñadora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 agosto 2011 por en diseño, ideas y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: