Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Grecia/Strand/México

El domingo pasado estuve en el D.F. Para visitar 3 exposiciones que ya van de salida y que valen muchísimo, si no la pena, sí el cansancio que implica hace un viaje express de Puebla al D.F.

La primera de ellas en el Museo Nacional de Antropología e Historia es una extraordinaria muestra de obras griegas, circunscritas en un amplio periodo de tiempo, desde lo aún arcaico hasta la consolidación del estilo griego y la evolución del mismo, con un eje en común: la belleza. Y más específicamente, la belleza del cuerpo humano, plasmada en distintos formatos y sustratos. Lo que más llamó mi atención fue percatarme de cuán útil resulta el arte para comprender y aprender de una cultura. Claro que esto es bien sabido, pero en exposiciones como esta se hace latente. Aparte de la exposición en sí misma, lo mejor fue ver el museo repleto de un  público de lo más diverso, -y es que para mí pocas cosas hay más tristes que un museo vacío. Lo peor: justamente el abarrotamiento de gente que había haciendo una larga fila afuera: la gente que llegó después de las 10:00 de la mañana tuvo poca oportunidad de apreciar la muestra en todo su esplendor. Eso y los “expertos” que nunca faltan, en este caso, en mitología griega.

La segunda exposición está en el Museo del Palacio de Bellas Artes y es una muestra del trabajo que el fotógrafo neoyorquino, Paul Strand, realizó durante los dos periodos de tiempo que residió en México. Primero debo decir que ignoraba la existencia de Paul Strand, así que además me resultó didáctica la visita. Dadas las circunstancias, sería muy natural pensar, “otro extranjero que vino a México a retratar la vida cotidiana después de la Revolución”. ¿Acaso no hemos visto suficientes fotografías de mujeres con rebozo, hombres con sombrero y niños de brillantes ojos? Quizás, pero la lente de Paul Strand llegó a ser particular por diversos motivos. Primero su compromiso político y social. Como empleado de la Secretaría de Educación Pública -una SEP aún con la mística de José Vasconcelos- mostró una auténtica preocupación por modificar la vida de las personas a través de la educación. Su proyecto más ambicioso, fue el de realizar una serie de películas a través de las cuales se hiciera conciencia social, cine para educar, pues. Este proyecto atravesó diversas dificultades y al final sólo se concluyó una película: Redes -The Waves, titulada en inglés la cual, sobra decir, cuenta con más de un motivo para verse. Aparte de todo esto, las fotografías de Paul Strand son de una grandeza técnica y estética incontrovertible.

Mi tercer museo fue el MUNAL, que presenta la exposición: Los sueños de una nación. Un año después de 2011. La primera palabra que me viene a la mente es: ecléctica. El concepto es simple: después de los festejos de 2010, donde el objetivo era enaltecer a México, un año después, ¿Cuál es la realidad?, ¿Lo que nos muestran las “voces oficiales” es congruente con lo que dicen las voces individuales?, ¿Qué es real?, ¿Qué es onírico?, ¿Qué es fantasía? Lo que más destaca de esta muestra es la osadía de juntar ideas tan heterogéneas bajo un sólo concepto y lograr que sea coherente y  fluido, porque al final todo tiene sentido, desde la pintura del siglo XVIII hasta la caricatura política contemporánea, pasando por la instalación con sábanas de la morgue o la proyección de videos de Televisa.

Este fue mi primer tour por museos de 2012. Prometedor para lo que resta del año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: