Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

La Revolución de Hugo Cabret

Desde hace más de cuatro décadas, Martin Scorsese nos ha entregado algunas de las películas más emblemáticas de la historia del cine. Desde ese profundo retrato de la sociedad violenta y corrompida (y su alegoría, Travis) en Taxi Driver, hasta aquella entrañable historia de amor que es La edad de la inocencia, pasando por una biografía de Cristo y otra de Jake LaMotta.

Siendo ya, indiscutiblemente, uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos, Martin Scorsese bien podría haber vuelto a reclutar a Leonardo DiCaprio -con quien por cierto, ha hecho una magnífica mancuerna en los últimos años- para una de esas historias de mafiosos neoyorquinos que tan bien le salen. Pero en vez de eso, le hizo caso a su esposa y decidió llevar al cine una historia que pudieran ver sus hijos, según sus propias palabras.

La historia se llamaba The Invention of Hugo Cabret, de Brian Selznick, un autor que llevó su fascinación por Georges Méliès a una creación literaria de la más alta manufactura. No me cuesta imaginar la fascinación de Scorsese al abordar este tema. Creo que habría terminado haciendo algún homenaje a los orígenes del cine de una u otra manera. Así me lo hacen suponer su documental de 1995 A personal journey with Martin Scorsese through american movies, su admiración por Ingmar Bergman o The World Cinema Foundation, de la cual es presidente y fundador, por mencionar algo.

Pero con La invención de Hugo Cabret no sólo hace un vívido y entrañable homenaje a Méliès y al cine en general, que además puede ser visto por niños -aunque, por lo demás, habría que aclarar que no es una película para niños en el orden de las de Disney o de cualquiera de los estrenos de cada verano, y más bien, para comprenderla y disfrutarla los niños tendrían que ser los hijos de Martin Scorsese (entiéndase, con cierto bagaje cultural sembrado por los padres) o se aburrirían como los que estuvieron en la sala donde vi la película. Scorsese hace lo más revolucionario que se ha visto hasta ahora en cine 3D: introducir al espectador en la película y hacerlo sentir parte de ella. En teoría eso es lo que sucede en una película 3D; en la práctica, la mayoría de los directores lo han usado como un efecto especial más, sencillamente una manera de que las llamas, chispas, flores y copos de nieve se salgan de la pantalla.

Lo que Martin Scorsese nos presenta con su última película es la manera más inteligente y artística en que un director ha usado el 3D. Esto, igual que Le voyage dans la lune en su tiempo, es una revolución, un auténtico acto de magia, de la mano de uno de los artífices de cine más grandes que existen. Sin duda alguna, La invención de Hugo Cabret es la primera gran película de la década. Yo me reí, lloré y estuve boquiabierta la mayor parte del tiempo, muestra de que, aún siendo ya una leyenda -desde mucho tiempo antes de que la Academia le diera un Oscar- Martin Scorsese sigue y seguirá sorprendiendo a los espectadores de varias generaciones.

Anuncios

4 comentarios el “La Revolución de Hugo Cabret

  1. Pingback: Gracia de antaño « diseño y arte

  2. Pingback: Y el Oscar fue… « diseño y arte

  3. Pingback: Movie Season 2012 « diseño y arte

  4. Pingback: Lo mejor de mi 2012. 9 películas « diseño y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 29 enero 2012 por en cine y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: