Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Arte por dentro y por fuera. Las 9 mejores portadas de mi colección de discos

Hace poco compré el disco de Stephen Malkmus And The Jicks, Mirror traffic y lo primero que pensé al ver la portada fue “esto es una obra de arte”, lo cual me inspiró a crear este post con una serie de las mejores portadas que encontré en mi colección de discos.

Mirror Traffic – Stephen Malkmus And The Jicks. Una pintura con aires del más puro estilo norteamericano hecha portada. Autor: Tom Clark

Odelay Deluxe edition – Beck. La clásica portada del Odelay de 1996, es literalmente, “remodelada”, para esta edición de lujo. La original fue creada por Beck Hansen y Robert Fisher, este rediseño es obra de Mat Maitland.

 Funeral – Arcade Fire. Este es un de esos discos que dan ganas de comprar aunque no se tenga idea de quién es la banda -como si eso fuera posible- sólo por la portada. Autora: Tracy Maurice

Them Crooked Vultures – Them Crooked Vultures. El álbum debut de la banda conformada por tres másters de la música cuenta, además, con una excelente portada e interiores. Con esta dan ganas de imprimir playeras. Dirección de arte: Morning Breath Inc.

The crying light – Antony and the Johnsons. Una fotografía de Kazuo Ohno (obra de Naoya Ikegami, 1977), figura emblemática del Butoh, le da cara a un disco que igual que esta danza, es una exploración por rincones sensibles, melancólicos y oscuros. A mí me conmovió antes de conocer a la banda, a Kazuo Ohno o al Butoh, sólo con mirarla.

O Brother where art thou? Esta película de los hermanos Coen es una verdadera joya y uno de los motivos por los que George Clooney debería ser recordado. El soundtrack es otra joya, y bueno, la portada y arte del disco están en consonancia con todo esto.

Brothers – The Black Keys. Hubo una época en que las portadas de discos no existían, sólo había tipografía, meramente informativa, sobre fondos planos. La portada de este disco -ganador de Grammys en 2011, no sólo por sus méritos musicales, sino también por la dirección de arte de Michael Carney-, es pues, un homenaje a aquellos tiempos.

Illinois – Sufjan Stevens. Escuchar un disco de Sufjan Stevens es una experiencia casi cinematográfica, y en este caso, la experiencia empieza desde la portada. Autora: Divya Srinivasan.

Stop the clocks – Oasis. Arriba mencionaba que hay discos que dan ganas de comprar sólo por la portada; con este fue exactamente lo que hice, pues aún cuando la mayoría de las canciones las tenía por separado, la portada me gustó tanto que no pude resistirme a comprarlo. Es una obra del reconocido artista británico Peter Blake.

Nota: quise evitar los clichés, por lo cual no incluí London Calling de The Clash, Aladdin Sane de David Bowie, Mellon Collie and the Infinite Sadness de The Smashing Pumpkins y otras por el estilo que son lugares comunes en este tipo de recopilaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 febrero 2012 por en arte, ilustración, música, Mis listas, pintura y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: