Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Documentar, ¿para qué? Parte I

Durante mucho tiempo mantuve la idea de que un documental era básicamente una herramienta de protesta social, un canal de crítica política o bien un medio para mantener un registro de hechos históricos. Luego supe de uno, por lo demás intrascendente, que un director le hizo una banda musical en el momento de su disolución y prácticamente se justificaba por la elección de un tema tan “banal” y decía, que unos jóvenes separándose después de haber pasado gran parte de su vida juntos, ¿Acaso no era un problema social? Mi percepción empezó a cambiar.

La semana pasada, Ambulante 2012 estuvo de gira en mi ciudad y pude ver todo tipo de historias. La de un especie de villa perdida y olvidada en la costa de Estados Unidos (Bombay Beach); otra de la disolución de una banda, esta sí muy relevante, y sus últimas 48 horas juntos (LCD Soundsystem: shut up and play the hits); una propuesta en 3D de uno de los directores más legendarios mostrando las primeras pinturas rupestres de las que se tiene registro en la historia -es decir, ya desde ahora un documento histórico y acaso el origen del arte- narrado además por él mismo (Cave of forgotten dreams); una auténtica tragedia griega sobre la vida de una joven dramaturga y sus hijas (The Arbor); y finalmente, otra maravilla en 3D, en este caso para homenajear a una de las coreógrafas y bailarinas más importantes de la danza contemporánea (Pina).

El espectro de sentimientos retratados fue tan vasto como contradictorio, pero la pregunta es ¿Para qué? Si nos encontramos en una época donde la barrera entre documental y ficción es más fina que nunca; una época donde actores representan a los protagonistas del documental y donde no-actores protagonizan películas de ficción. Los temas del documental son tan vastos como los de la ficción -porque ahora me queda claro que un documental no es una forma de protesta social, solamente- y ambas expresiones pueden resultar en verdaderas obras de arte. Entonces, ¿Por qué un director decide filmar un documental?

continuará…

Anuncios

2 comentarios el “Documentar, ¿para qué? Parte I

  1. Pingback: Documentar, ¿para qué? Parte II « diseño y arte

  2. Pingback: Movie Season 2012 « diseño y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 marzo 2012 por en cine, ideas y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: