Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

9 tips para diseñadores. Parte II

5. Sé realista y cumple tus compromisos. La competencia es muy fuerte y a ese cliente que llega con una necesidad, siempre habrá alguien que se la resuelva en cuestión de horas y por muy poco dinero. Pero parte de ser “tomado en serio” como diseñador, implica ser realista en cuestión de tiempos y alcances, y una vez que hemos adquirido un compromiso, es muy importante cumplirlo. Que nuestra palabra tenga valor y seriedad.

6. Especialízate. El diseño tiene muchísimas áreas de acción y para ser el mejor lo ideal es escoger una, así es más fácil canalizar el esfuerzo para mejorar día a día. Siempre podremos hacer de todo un poco -algo muy común en México, al menos- pero estar especializado ayuda a obtener un enfoque más claro y concreto de nuestra proyección a futuro.

7. Nunca dejes de aprender. Por otra parte, estar especializado no significa cerrarse a una sola área e ignorar el resto. Al contrario, no sólo hay que esforzarnos por adquirir un vasto conocimiento en todo lo relativo al diseño, algo que nos da un valor agregado como diseñadores es vivir en un constante aprendizaje, no sólo de nuestra área, sino de otros temas que nos llamen la atención. Después todo, nuestro conocimiento siempre termina plasmado en el diseño, directa o indirectamente.

8. Escucha opiniones, pero usa tu criterio. Los diseñadores estamos expuestos como ningún otro profesionista a la opinión de los demás, y por supuesto, todo mundo se cree experto. Eso está bien, porque siempre puede salir algo positivo de una opinión expresada hacia nuestro trabajo, pero no significa que tomemos decisiones sólo por complacer al cliente y anexos. Los expertos somos nosotros, hay que tener el criterio y valor suficiente para defender una idea, no por testarudez, sino porque tenemos la convicción de que es lo correcto y tiene una justificación. Y cuando no es así, también hay que tener la humildad de aceptarlo y regresar sobre nuestros pasos.

9.Nunca te involucres en un proyecto que no te emocione. Es muy triste, pero en mi corta carrera como diseñadora he conocido a muchos colegas que destestan su trabajo. Lo ven como algo que tienen que hacer para vivir, una obligación que cumplir durante ciertas horas, 5 días a la semana. Esto sucede porque eso que están haciendo no los emociona. Si al levantarte no te sientes entusiasmado por trabajar en el proyecto que tienes en proceso, detente, no deberías ir a hacerlo. Es deshonesto para el cliente y para ti mismo. No hagas algo en lo que no crees.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 30 abril 2012 por en creatividad, diseño, ideas, Mis listas y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: