Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

3 maneras de pintar

Hay pinturas que son historias, pinturas que se construyen al observarlas y pinturas que son anécdotas que pasan a través del tamiz del estilo. Bueno, hay muchos otros tipos, pero estos 3 son los que encontré hace algunos días, cuando visité 3 exposiciones distintas. La primera en el Munal, una muestra de arte flamenco; la segunda en San Ildefonso sobre la obra de Johan Falkman y la última, la ya célebre magna exposición de Botero en Bellas Artes.

Cada una es una excelente muestra de las posibilidades expresivas de la representación pictórica. Primero, el arte flamenco siempre se ha distinguido por el uso de la luz y la profusión de detalles, pero en esta exposición me percaté por vez primera de la cualidad narrativa de la pintura de este estilo. Haciendo uso del espacio y la profundidad de campo para construir distintos planos, éstos además sirven de plataforma para establecer el tiempo. Espacio y tiempo se corresponden en cada plano y el artista transmite secuencias completas de acción en un mismo lienzo. Algo diametralmente opuesto a la pintura abstracta, por ejemplo. Siglos antes de que existiera la animación y claro, el cine, los pintores contaban historias, historias completas y acaso esta necesidad fue el origen de la exquisita tradición pictórica en las tierras de Flandes.

La segunda exposición, de Johan Falkman, me hizo reflexionar sobre la tridimensionalidad. Se trata de retratos que el artista realizó tomando como modelos a sus conocidos, gente cercana a él, desde grupos de médicos hasta gente de la nobleza y músicos de rock. Si todo retrato implica una observación y una interpretación del sujeto, en el caso del artista sueco, este trabajo cae por lo general en un terreno ambiguo, cínico y crítico a la vez. Pero lo que más me llamó la atención fueron las cualidades plásticas. El uso del color es magistral, no sólo estética, sino sobre todo, semánticamente. Es evidente que Falkman no utiliza el color de forma casual, pero además, la forma de aplicarlo crea un efecto de volumen y es al observar la pintura cuando ésta termina de construirse, dependiendo del punto de vista del espectador. Vista muy de cerca, la forma se pierde, quedan evocaciones, impresiones provocadas por las formas, ahora abstractas, y por las capas de color; hay que alejarse un poco para entender la totalidad del cuadro, tener la impresión completa con las capas de color reagrupándose ante la mirada.

Por último, Botero es un artista ampliamente conocido en México y el día que fui al museo vi de manera contundente cuánto interés despierta su obra. Las filas para entrar a una exposición son las únicas que no me molestan, así que esperé casi 1 hora para poder pasar, pero una vez adentro, la visita fue fluida y sin contratiempos. Sus pinturas llenaban 4 salas del museo del Palacio de Bellas Artes, divididas por temas. Lo primero, lo más contundente que salto a mi vista fue la presencia del estilo. Con excepción de un par de obra tempranas, no había ninguna de su madurez como artista cuyos protagonistas no fuesen esas figuras desproporcionadas y colosales que son su sello. No pude evitar preguntarme, ¿No sentirá Botero que es un esclavo de sí mismo? Un esclavo del estilo que de acuerdo a la información expuesta en las paredes del museo, descubrió casualmente cuando dibujó una guitarra con el hueco del centro mucho más pequeño de lo normal, en desproporción con el resto de la forma. Es como si Botero se rindiera homenaje a sí mismo con cada nueva obra, pero, ¿Nunca habrá sentido la necesidad de pintar de una forma distinta? El tema del estilo siempre resulta polémico, pero independientemente de las características formales, es por demás notable la capacidad del pintor para retratar anécdotas con un tinte costumbrista y romántico que las hace entrañables, por eso gusta tanto.

Como siempre que hago mi tour por los museos del D.F., terminé aquel fin de semana cargada de inspiración y reflexiones, siempre positivo.

Anuncios

Un comentario el “3 maneras de pintar

  1. Pingback: Lo mejor de mi 2012. 9 exposiciones/conciertos « diseño y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: