Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Les Misérables

les_mis_jean

El día llegó. Luego de meses de espera, hoy vi Les Misérables. Lo diré de una vez: me encantó, no me queda debiendo nada. Corrían los primeros minutos y yo ya estaba llorando por el sufrimiento de Jean Valjean, aún cuando su historia y su destino no me eran desconocidos. Les Misérables tiene todo lo que una película necesita para destacar y convertirse en un clásico: historia épica que explora sentimientos universales, actuaciones memorables, dirección de arte y vestuario ideales, y claro… es un musical.

Este probablemente sea el papel de la vida de Hugh Jackman, luego de verlo a él no me imagino a nadie más interpretando a Jean Valjean. Russell Crowe por su parte, está perfecto como Javert. La dupla formada por ambos protagonistas es lo mejor de la película -¿Quién diría que Russell Crowe tiene esa voz?-, acaso porque encarnan opuestos universales como crimen y justicia, sensibilidad e intransigencia, nobleza y mezquindad; para al final demostranos que no son tan distintos, hemos visto a cada uno defendiendo sus principios y morir en ese trayecto.

les_mis_fantine

Anne Hathaway ofrece una actuación francamente conmovedora, por decir lo menos. El poco tiempo que tiene en pantalla es suficiente para permanecer en la mente de los espectadores y arrancar algunas lágrimas, y seguramente será suficiente también para que se lleve un Oscar a casa.

les_mis_eponine

Uno de los mayores aciertos de la película es que cada personaje brilla, cada actor tiene su momento, para explotar al personaje y hacerlo protagonista. Haber actuado en esta película es seguramente la oportunidad de la vida de muchos actores, como por ejemplo, Samantha Barks, la Éponine adolescente que por momentos uno desea que fuera la elegida de Marius, y que con seguridad veremos muy pronto en otras películas.

Mención aparte merecen Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen. Quiero decir, deberían tener una película por separado, son la dupla ideal como los malvados, embusteros y grotescos Thérnardier. Ojalá Tim Burton también lo haya notado, ¿Se imaginan a este par en una historia timburtonesca?

Casi al final, el momento de la despedida y muerte de Jean Valjean me pareció excesivo, cayó en lo cursi, pero afortunadamente la película no terminó ahí, sino con una escena alegórica donde los protagonistas, los vivos y los muertos, cantan al grito de la Revolución. Y así concluyen casi 3 horas de esta película que desde el inicio se perfilaba para seguir un trayecto corto y directo hacia todas las entregas de premios. Ya veremos, por el momento ya tiene un lugar como la mejor adaptación fílmica de este clásico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 febrero 2013 por en cine y etiquetada con , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: