Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

18 días de primavera

primavera

Llegó mi época favorita de año, y como cada vez se ve más reducida por los días que le roban desde ambos lados -inviernos más largos y veranos que llegan antes de tiempo- quiero aprovecharla todo lo posible, antes de que la lluvia imparable me obligue a reducir mis salidas y las opciones de mi guardarropa. En lo que va de esta estación he salido mucho al cine, aunque la semana pasada la 54 Muestra Internacional de la Cineteca se fue y yo me quedé con ganas de ver El romance y la culpa y La Caza porque casualmente las proyectaron durante Semana Santa y yo no estaba en la ciudad. Mis visitas al cine se reducirán considerablemente en las próximas semanas; sin muestras ni festivales no queda más que la mediocridad habitual del cine comercial. Lo bueno de esto es que como no saldré al cine -y cada vez soy menos tolerante y por lo tanto tengo menos humor para salir a socializar- tengo más tiempo disponible para hacer otras cosas, como leer o escribir.

En esto último he faltado a mi propósito de hacerlo una vez por semana. El motivo principal de mi ausencia bloguera -y el único auténtico, en realidad, porque “falta de tiempo” no es válido- fue un bloqueo creativo -combinado con desidia-, también conocido como No tengo nada sobre qué escribir. Terrible estado, porque si no te decides a romperlo se puede prolongar indefinidamente. Para romperlo, empezaré con algo sencillo: un recuento de las obras que he descubierto en estos últimos días.

Primero, los libros. Los últimos que leí son Noticias del Imperio y uno de cuentos de Gógol, entre los que encuentran los célebres, La nariz y El capote. Noticias del Imperio me causó una profunda impresión, no sólo por la innegable maestría de Fernando del Paso como novelista, sino también por mi enorme ignorancia en cuestiones de la historia -la real, no la de los libros de texto- de México. Luego de leerlo no pude sentir más que empatía y compasión por Maximiliano y Carlota, y me fue inevitable imaginar qué habría pasado si el imperio hubiera permanecido. Eso da para otra ficción, sin duda. Con Gógol en cambio me reí literalmente a carcajadas, sin que por ello mermara mi reconocimiento y admiración. A él por cierto, llegué gracias a Sergio Pitol, quien me lo recomendó a través de las líneas de Domar a la divina garza,hace muchos años. Y hoy justamente empecé con Masa y Poder, de Canetti,  que deseaba leer desde hace mucho.

En cuanto a las películas que vi, la más sorprendente fue Holy Motors. Una de las que más esperaba, también, aunque fuera sólo por la curiosidad que despertó en mí al leer sinopsis y reseñas. Teniendo sólo estas referencias me costaba imaginarla. Tan difícil de describir cómo imaginativa, enigmática y hermosa, pertenece a ese tipo de cine osado que inspira y que obliga a ser visto más de una vez para hacerse más asequible al espectador con cada nueva mirada.

Y de la música lo más relevante fue, por supuesto, el lanzamiento del último disco de David Bowie, luego de esperar por él 10 años. Entre Reality y The Next Day, no sólo se comprende una de las ausencias más largas y notables de los últimos años, sino sucesos de mi propia vida que me hacen muy distinta de cómo era cuando escuché por primera vez New Killer Star a cómo soy ahora que pongo The Next Day sin parar. Pero mi admiración por Bowie permaneció durante este tiempo, creció y maduró. En el mundo hay Bowie Fever, pero de eso escribiré más adelante. Por ahora he llegado al final de este breve recuento, aún me quedan pendientes algunas actividades antes de dar por terminado este fin de semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: