Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Bowie Fever

David Bowie volvió. The Next Day llegó a las tiendas de discos, él estuvo en la portada de muchas revistas y el video de The Stars (Are out Tonight) confirmó una revelación que tuve hace mucho de que Tilda Swinton es como su hermana perdida o como su versión femenina venida de otro lugar en el tiempo y el espacio. Varias revistas nacionales aprovecharon la oportunidad de vender colocándolo en portada mientras los artículos escritos dejaban mucho que desear, siendo algunos bastante regulares y otros más bien mediocres, en sus intentos por abordar a este monstruo. Porque una cosa es ser un fan empedernido y otra muy independiente saber escribir (Sabotage Magazine, es el mejor ejemplo de ello, la compré sólo por la portada y sólo por eso vale la pena conservarla). Es curioso como ningún reportero puede prescindir de la narración de algún pasaje excéntrico de dudosa veracidad, sólo para aderezar el mito que ya de por sí persigue a la figura de Bowie.

Pero el mito no necesita ser más grande, ya lo es bastante, en realidad. Por ejemplo, hay quienes ignoraban que aún estaba vivo, como pude comprobar con un compañero de trabajo -que sufre de terribles lagunas de conocimiento, por lo demás- que me preguntó si aún vivía cuando le dije que él era uno de los artistas que me faltaba ver en vivo para poder morir tranquila, prueba de que para muchos Bowie es un ser con una ubicación incierta en el tiempo, acaso porque su obra ya ha alcanzado la atemporalidad propia de  las grandes obras de arte.

vam_exhibit

Lamentablemente para mí, dada mi situación geográfica, las mejores manifestaciones de la Bowie Fever ocurren muy lejos de aquí. El V&A Museum, por ejemplo, inauguró una exposición sobre él (en la imagen superior), que pasará a la historia de mi vida como la exposición que más lamento no haber presenciado hasta el momento.

Otras, como esta, afortunadamente son accesibles desde cualquier parte del mundo, y son una muestra de que cuando existe un estímulo suficientemente poderoso -la admiración- la creatividad se desborda y produce impresionantes resultados. Y es que es  imposible ser fan de Bowie y no sentirse inspirado a crear, aunque sea para producir una humilde muestra de nuestra admiración hacia él. No hay un campo de las artes modernas que no haya tomado inspiración o influencia suya, presentes en la obra de varias generaciones de artistas. Sin ir más lejos, mi ídolo número 1, Beck, lanzó hace un par de meses, este impresionante cover del clásico Sound and Vision, e impresionante es decir lo menos.

Pero no es sólo la música, el mundo del diseño también tiene Bowie Fever y The Selfridges London Concept Store en colaboración con el V&A Museum inauguraron David Bowie is all yours, una especie de mini-mall que luce como el paraíso para cualquier fan.

concept-store

A mí sólo me queda pedir que no sea cierto eso de que Bowie ya no dará shows en vivo, porque nos estaría privando a los que no lo hemos visto, de tachar ese hecho de nuestra lista de cosas por hacer antes de morir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 12 abril 2013 por en creatividad, diseño, inspiración, música, Uncategorized y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: