Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Bloomsday

El 16 de junio de 1904 Leopold Bloom emprendió una peregrinación por las calles de Dublín. Su odisea moderna cambiaría para siempre la historia de la literatura. Así como el Ulises de la mitología, Joyce nos narra, en una obra donde tienen cabida todas las formas literarias, la odisea de este hombre durante las distintas fases del día; un viaje a través de un planeta entero, sujeto a sus propias leyes y con su propia mitología.

ulysses_guardian

He leído  Ulises 2 veces, pero lo “preleí” otras tantas. Con esto quiero decir que intenté empezar a leerlo pero no pasaba de las primeras 100 páginas. Era el primer libro inabordable con el que me topaba, pero luego de leer un extenso prólogo y de tener más dudas que certezas sobre lo que me esperaba en las 800 páginas siguientes, de ninguna manera podía abandonarlo. Fue toda una revelación, por supuesto, pero fue mucho más. Luego de terminarlo mi visión de la literatura cambió, y así como me pasó con En busca del tiempo perdido, Ulises marcó un antes y un después en mi vida.

Me reveló a James Joyce como un auténtico genio. Pocas obras literarias tienen el alcance, la erudición y la visión presentes en Ulises. No puedo imaginar a ningún escritor contemporáneo que no lo haya leído, sería como un seminarista que desconoce la biblia. No se parecía a nada que hubiera leído antes, sus páginas me producían desconcierto, como si me estuviera introduciendo a otra dimensión de la consciencia, desconocida pero  fascinante.

reichl_ulysses_cover

101 años después de su accidentada y polémica publicación, Ulises no sólo es la biblia para escritores, es un paradigma para cualquier disciplina artística. Imposible leerlo y salir ileso. Ulises es revelador, inquietante, inspirador, y muchas cosas más que podrían aplicarse a una obra de arte de sus dimensiones. Es el libro que me llevaría a esa isla desierta que todos visitamos imaginariamente al menos una vez. No sólo por su extensión, sino porque la interpretación que pudiera darle con cada nueva lectura, mutaría constantemente.

Por eso hoy es un día especial. No celebro el Día del Padre… biológico. Pero la celebración, el día de hoy, a un padre espiritual que me mostró nuevos caminos para la creación artística, no podría ser más oportuna.

Espero llegar al próximo Bloomsday luego de haber leído Ulises por primera vez en su idioma original. Y también debo decir que otra de las cosas que debo hacer antes de morir es estar un 16 de junio en Dublín.

Anuncios

3 comentarios el “Bloomsday

  1. Pingback: Los 9 mejores libros que leí en 2013 | Filme, pluma y píxel

  2. Pingback: Dichosas preguntas 2015 | Filme, pluma y píxel

  3. Pingback: Bloomsday en NY | Filme, pluma y píxel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: