Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Mis 9 héroes del diseño. Parte II

Esta es la continuación del post del domingo.

Massimo Vignelli

massimo-vignelli-knoll

Si no existe, diséñalo. Siempre recordaré esta frase que escuché de Massimo Vignelli en una conferencia hace más de 10 años. “El diseño debe ser semánticamente correcto; sintácticamente congruente; pragmáticamente comprensible; visualmente poderoso; intelectualmente elegante; y por encima de todo, el diseño debe ser eterno”.

Saul Bass

saul-bass-vertigo

El tipo de diseñador que muchos quisiéramos llegar a ser: multidisciplinario, inteligente, audaz, con un obra tan variada como atemporal. Pasarán los años y seguiremos viendo créditos de cine que emulen lo hecho por él hace más de 50; o carteles bicromáticos con el estilo naive, sencillo y elegante, pero visualmente impactante, de los que muchos anhelamos ser autores algún día.

Eiko Ishioka

eiko-ishioka-parco-poster

“Las tres palabras que resuenan en mi cabeza como un mantra cuando diseño son: sin tiempo, original y revolucionario”. El trabajo de Eiko Ishioka es un ejemplo contundente de la importancia del diseño como elemento narrativo y conceptual. Su obra quedó plasmada en diversas áreas del mundo del entretenimiento, como el teatro, la música, y por supuesto, el cine – ganó un Oscar en 1993 por el diseño de vestuario de Dracula y el año pasado recibió su última nominación por Mirror Mirror – , siempre con una carga de referencias culturales y sociales.

Stefan Sagmeister

stefan-sagmeister

Si necesitara una imagen que representara a alguien que vive, no del diseño, sino en el diseño, la de Sagmeister sería la elegida. Un autor que experimenta con la tipografía, con el cine, hasta con su propio cuerpo; que da la impresión de estar buscando respuestas, de vivir en una constante experimentación y reinvención. Audaz y sorprendente siempre.

David Carson

david-carson-raygun-cover

Para admirar a Carson me basta con recordar que definió en gran medida el estilo gráfico de las publicaciones durante la última década del siglo XX, cuya influencia aún se deja ver en obras donde el minimalismo no es la meta; que creó una manera particular de diseño editorial, donde los elementos tipográficos conforman imágenes y la legibilidad no es tan importante como el poder de comunicación visual (“No confundas legibilidad con comunicación”); que creó un estilo sumamente personal, donde pone de manifiesto sus intereses e inquietudes y que aún así – o justamente por eso- logró llegar a las masas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: