Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

Días de arte. Parte II

Brooklyn Museum

basquiat-brookly-museum-2

El año pasado fue de mis sitios favoritos. Su inusual propuesta museográfica y su colección ecléctica me fascinaron. En esta ocasión, me siento muy afortunada por haber visitado las exposiciones temporales actuales. Primero, tienen a Basquiat. Yo ya no recuerdo cómo lo descubrí, pero es uno de los más antiguos miembros de mi top ten de artistas favoritos. La exposición se titula Basquiat: The Unknown Notebooks y luego de verla lo admiro aún más, porque me sirvió para comprender el fuerte vínculo que él siempre tuvo con la palabra, la poesía y aun más allá, con la composición tipográfica. En muchas de sus pinturas las palabras no son sólo símbolos sino un elemento gráfico. Basquiat también tenía mucho de diseñador y de poeta.

faile-temple

La otra exposición es FAILE: Savage/Sacred Young Minds. FAILE es un dúo de artistas que trabaja en Brooklyn. En toda su obra permea una fuerte influencia pop y una reinvención de los símbolos urbanos. Su trabajo incluye instalaciones, pintura y escultura. La instalación Temple es sencillamente sorprendente. Un “templo” en ruinas lleno de símbolos de la cultura de consumo, que combina tradición, frivolidad y decadencia y que bien puede condensar la visión del dúo sobre la actualidad del arte.

faile-brooklyn-museum

Por otra parte, las pinturas, que emulan las paredes tapizadas de carteles yuxtapuestos de los entornos urbanos modernos, son ventanas a la cultura pop contemporánea. Fue un verdadero gusto haber descubierto a estos artistas.

También en estos momentos tienen la exposición The Rise of Sneaker Culture, que si bien no me llamó la atención particularmente, es interesante porque permite entender la visión del museo, que así como tiene  piezas arqueológicas y pinturas de los maestros del siglo XIX, también muestra un especial interés por la creación contemporánea y los símbolos emergentes de la cultura.

The Studio Museum in Harlem

Fui aquí primero porque quería conocer Harlem, ya que la mayor parte de mi estancia neoyorkina fue en el lower Manhattan y en Brooklyn y pensé que no podía irme sin hacer por lo menos una visita al norte de la isla. El museo es pequeño, pero no por eso carece de cosas interesantes. Actualmente tienen dos exhibiciones de fotografía. La primera documenta un performance que la artista Lorraine O’Grady realizó en 1983, llamada Lorraine O’Grady: Art Is… La premisa es sencilla. En el marco del African-American Day Parade de 1983, la artista y un grupo de colaboradores recorrieron las calles en un carro alegórico que transportaba un marco enorme con la frase “Art Is…”; la gente posaba y se volvía el objeto mismo del arte al “enmarcarse” en el cuadro.

La otra exhibición es One Stop Down que muestra los trabajos que alumnos de preparatoria realizaron durante una residencia de fotografía. Algunos trabajos son muy notables.

stanley-whitney-studio-harlem

La sala principal del museo la ocupa la exposición Stanley Whitney: Dance the Orange. Un pintor abstracto, que ha hecho de los bloques de color su sello personal, asociándolos en composiciones llenas de ritmo y dinamismo, inspirado en el jazz, sus viajes por Europa y Egipto y su admiración por grandes pintores.

Es un museo pequeño, pero la visita vale la pena. Además aproveché para caminar un poco por el barrio y conocer el clásico Apollo Theater.

apollo-theater

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: