Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

19º Tour de Cine Francés. Parte I

El Tour de Cine Francés se ha vuelto desde hace varias entregas una de mis tradiciones anuales, que conforma, junto con Ambulante y la Muestra de la Cineteca, mi tríada de eventos cinematográficos más esperados. Esta es la primera parte de mis reseñas sobre las películas que he visto durante la primera semana.

Un homme idéal

un-homme-ideal

¿Cómo un joven escritor sin mucha suerte termina convertiéndose en un hombre exitoso y sin escrúpulos? La premisa la hemos visto hasta el cansancio representada en el cine y ciertamente esta historia cae en muchos lugares comunes; es más, casi los agota por completo. Dicho esto, debo agregar que Un homme idéal no es de ninguna manera la película predecible y aburrida que podríamos esperar si viniera de Hollywood. Al contrario, sustentada por un guión de alcances moderados pero hilado con inteligencia y ritmo y desarrollada a través de actuaciones excelentes –sobre todo la de Pierre Niney, el protagonista— es una película que tiene la atención, y la tensión, del espectador fija en todo momento. Un thriller que no abusa de artilugios de suspenso sino que sorprende con distintos giros de la trama, menores pero muy eficaces.

Se trata de una clásica historia donde una mentira, en apariencia inofensiva, va a conducir a otra, y el joven, movido por la ambición y el deseo va a subir a un tren del que no será posible bajar. Una mentira conduce a otra mayor, hasta que el choque es inevitable y tendrá que sufrir las consecuencias.

 

La rançon de la gloire

la-rancon-de-la-gloire

Suiza, 1977. Un delicuente acaba de salir de la cárcel y es acogido por su amigo y compañero de aventuras, quien lo recibe en su modesta casa, donde vive con su hija y su esposa. Ambos son inmigrantes, uno belga y el otro argelino. Ambos tienen un pasado del que no están orgullosos pero al que no tienen intenciones de volver. Sin embargo, la situación se complica para Osman; su esposa está hospitalizada y dada su situación migratoria y legal, tiene una deuda con el hospital que la vida entera no le alcanzaría para pagar. En la víspera de Navidad se enteran a través de la televisión que Chaplin acaba de morir y que ha sido enterrado a poca distancia de donde se encuentran. Entonces a Eddy, el ex-convicto, se le ocurre la sensacional idea de robar el ataúd y pedir un rescate. A partir de ahí se desencadenarán una serie de eventos desafortunados que no sólo podrán en evidencia su mala suerte, sino el valor de la amistad, el honor y la posibilidad siempre latente de enderezar un mal camino y llevarse algunas agradables sorpresas.

Cuando Eddy le explica su plan a Osman, para convencerlo le dice que Chaplin fue un héroe para los vagabundos, los inmigrantes y los pobres, “y nosotros somos todo eso”, afirma. Y el final es un cierre perfecto porque nos muestra cuán cierta es esa sentencia y como Chaplin fue congruente con ella incluso después de muerto. Es una película divertida y muy amena, llena de esa gracia simple y sofisticada —tan característica de los filmes mudos— donde reímos y a la vez se nos muestran grandes verdades de la vida.

 

Un illustre inconnu

un-illustre-inconnu

Uno de los males más grandes de nuestra época es la necesidad de exposición y reconocimiento, pero ¿qué pasa cuando se busca exactamente lo contrario? Es decir, diluirse entre las multitudes, no tener una identidad, no ser nadie para a la vez poder ser cualquiera. Sébastien Nicolas es un agente inmobiliario, soltero, de mediana edad, con una vida tan gris y plana como lo puede ser la de cualquier agente inmobiliario de esas características; un hombre promedio sin ninguna particularidad. Pero Sébastien tiene un secreto turbio que, literalmente, transformará su vida. Ha aprendido a imitar y asimilar identidades y personalidades, a llevar su anonimato hasta la evaporación total. Ésa parece ser su única pasión en la vida: no ser él mismo.

Cuando un violinista retirado y amargado contrata, a través de su rígida y fría asistente, sus servicios inmobiliarios, su juego de máscaras llegará tan lejos, que su identidad quedará finalmente borrada y terminará transformado para siempre. Al final uno se queda pensando que acaso siempre fue el otro y finalmente encontró su verdadero yo, un auténtico apego y un destino justo.

Anuncios

Un comentario el “19º Tour de Cine Francés. Parte I

  1. Pingback: Mis películas del año | Filme, pluma y píxel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: