Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

5 días en La Habana. Parte I

Hay ciudades que forman parte del imaginario colectivo y que despiertan en la mayoría, por lo menos, curiosidad. La Habana, gracias a la música, el cine y su particular historia es sin duda una de esas ciudades y este año, yo decidí que en vez de gastar en algún regalo poco memorable o en una fiesta que es más para la gente que para el festejado, viajaría con mi mamá a La Habana. Así, partimos a finales de noviembre.

 

habana-centro2

El encanto de esta ciudad radica en que es auténtica. No se trata de un lugar artificialmente pintoresco, así que una vez ahí, todo parece brutalmente real y a ciertas personas les podría costar mucho encontrarle el encanto. Me puse a pensar, por ejemplo, cómo habría reaccionado mi amiga neoyorkina, a quien Baltimore le pareció poco menos que el Tercer Mundo. Yo por mi parte diré que si no fuera por la gente que te acosa en cada cuadra y por la dificultad para conseguir agua para beber —sí, agua—, sería un destino casi perfecto. Aquí no sólo parece que el tiempo se detuvo, sino que bien podría ser otro planeta; uno donde la globalización y el consumismo sencillamente no existen.

 

calle-habana

Uno siente que está en La Habana desde que llega al aeropuerto y todo se ve pasado de moda y sin un solo anuncio. En nuestra primera tarde, caminamos por La Habana Vieja, con sus edificios que realmente se están cayendo de viejos, la bulla de la gente y los pequeños, verdaderamente pequeños, comercios familiares. Conocimos el malecón habanero y tuvimos que apresurar el regreso a causa de una lluvia imprevista que me hizo temer por el futuro de las vacaciones, pero afortunadamente no se repitió en los días siguientes.

El primer día conocimos el Museo Nacional de Bellas Artes, que tiene la particularidad de exhibir obras de artistas nacionales, únicamente. La colección es enorme y vale mucho el recorrido. Me llamó la atención como es claramente perceptible la influencia que los artistas cubanos han tenido de colegas de otras latitudes, aun a pesar de las distancias físicas y temporales.

 

habana-plaza-revolucion

Ese mismo día tomamos un paseo en calandria con un joven muy simpático que nos llevó a conocer lo más emblemático de la ciudad, empezando por la Plaza de la Revolución, que al parecer de aquí a varios años por venir será recordada como el lugar donde el Papa Francisco ofreció una misa masiva este mismo año. Además de eso, es el punto de reunión para eventos multitudinarios, algo así como nuestro Zócalo. En el centro hay un monumento en honor a José Martí y en los edificios de enfrente, los rostros contorneados de Camilo Cienfuegos y de El Che Guevara conforman una de las imágenes más icónicas de la ciudad.

 

habana-capitolio

En el corazón de La Habana se encuentra el Capitolio y los hoteles más emblemáticos. Del primero aprendí que es un réplica del que está en Washington. Curiosamente este año conocí ambos y los dos estaban en restauración. Es al llegar ahí, al Parque Central, que uno siente que está en una ciudad vibrante, cuya grandeza reside en sus diferencias y particularidades. Cruzando el Parque empieza la calle Obispo, quizás la más turística, llena de restaurantes, comercios y bares. Sin duda una de las calles más bellas por las que he transitado. Al final se localiza el Castillo de la Real Fuerza, uno de los múltiples castillos que hay en La Habana y donde aún se pueden ver los cañones y un puente levadizo. En esa misma zona hay un parque donde se pueden encontrar libros, posters y algunas antigüedades, una seiba a la que dice la tradición que hay rodear para que se cumpla un deseo y algunos grupos callejeros de bailarines y músicos.

 

habana-plaza-armas

 

El joven guía no dejó de llevarnos a conocer La Bodeguita del Medio, sólo por afuera, pues además de que estaba a reventar, como al parecer está siempre, tiene fama de ofrecer precios exhorbitantes. Muy cerca de ahí está la Catedral, una obra de arte colonial enmarcada por una plaza con arcos y portales.

continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 29 diciembre 2015 por en arte, cultura, museos, viajes y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: