Filme, pluma y píxel

Mis reflexiones sobre cine, literatura y diseño. Y sobre otras artes también.

200

200

Hace poco me di cuenta que estaba por llegar al post #200 y me pareció un buen momento para hacer una auto-retrospectiva, para coleccionar mis ideas y frases favoritas, plasmadas a lo largo de 199 posts. Lo primero que sentí fue miedo, pues tenía la seguridad de que algunas de las cosas que escribí me avergonzarían, y así fue, pero el balance general fue positivo. Después de todo, este blog es un reflejo de mis experiencias y de mi evolución y también de la disciplina que me impuse para cumplir con mis objetivos de escritura. Estas son mis ideas favoritas, separadas por los temas que dan título al blog:

 

Filme

Biutiful… ¿biutiful? La historia es más bien como un conjunto de situaciones dramáticas y trágicas puestas sobre un lienzo, al cual no han sido adheridas porque nadie se ha preocupado por hacer una sintaxis armónica entre ellas. […] un guión débil, fácil e insustancial.

Sobre Anticristo. Derrumba por completo esa idea universal acerca de que la naturaleza es como una madre generosa que nos provee de todo a pesar de lo que hagamos en su contra. Aquí la naturaleza es el origen, centro y destino de la maldad, aunque eso sí, sigue siendo mujer.

Rechazar para apoyar. Durante años los miembros de la industria -si es que hay tal- cinematográfica mexicana han tratado de implantar en nuestras mentes la idea de que el cine mexicano es como un niño desvalido que necesita de nuestra ayuda y si queremos que se mejore y fortalezca, debemos ir a ver cualquier cosa que produzca, dejando de lado el juicio crítico y la inteligencia.

9 cosas que he aprendido del cine: El amor verdadero sí existe. Antes de que Hollywood abaratara anodina y desastrosamente la historia de un ángel enamorado de una mortal, Win Wenders llevó a la pantalla grande una de las más entrañables historia de amor, mi favorita de todas, sin duda.  Wings of desire es pura belleza y es el antídoto perfecto para cuando la desesperanza empieza a tener efecto en aquellos que aún creen -y me incluyo- que en alguna parte del mundo, existe su compañero de vida que en el momento adecuado se cruzará en su camino.

Winter Sleep. Luego de más de tres horas de estar expuesta a una película tan inusual, quedé con una sensación de desconcierto. Tendrían que pasar varios días para que pudiera asimilarla y eso sólo es una prueba de su grandeza. Winter Sleep trae consigo una profundidad estremecedora. Es no sólo admirable sino osado, poner a tres personajes, sumergidos en la cotidianeidad de sus vidas, a interactuar en diálogos que revelan aspectos tan intricados de la condición humana, en un hermetismo por momentos sofocante. El paisaje mismo es opresivo y a la vez extrañamente bello, el tipo de lugar en el que uno se encontraría caminando solo en un sueño.

Relatos salvajes. El absurdo que permea cada una de las historias las dota de tintes inevitablemente cómicos, si bien hay en el fondo una invitación a la reflexión y una mirada crítica respecto a lo que nos hemos convertido como sociedad: animales salvajes buscando devorar al más débil sencillamente porque podemos, porque no hay nadie que juzgue y que castigue y porque estamos hartos.

Ambulante 2015: Le Sel de la Terre. Todo empezó con una fotografía. Wim Wenders visita una galería y queda fascinado por el retrato de una mujer ciega, la compra y le muestran más del mismo autor. Se interesa por él, porque se da cuenta que a ese hombre le importan las personas… y las personas son la sal de la Tierra. El hombre es Sebastião Salgado, economista de profesión, que en medio de la dictadura militar en Brasil decide partir junto con su esposa al exilio, a Francia. Ahí se apropia de la cámara de su mujer y empieza a tomar fotografías. Pronto descubre su verdadera vocación y a partir de ahí, su vida es un constante ir y venir por los rincones de la Tierra donde documenta guerras, costumbres, tragedias, éxodos, trabajo y vida cotidiana de seres de todo el mundo. Por primera vez, Wim Wenders documenta pero también es documentado, hay otra cámara frente a la suya. El director se une al último viaje que emprende el fotógrafo junto con su hijo, también cineasta, mientras viajan a fotografiar la fauna del Polo Norte. Una vez más, gracias Wim, por descubrirme a un gran artista.

 

jodorowskys-dune

Jodorowsky’s Dune. Entre las más grandes películas nunca filmadas —ahí junto al Napoleón de Kubrick— se encuentra sin duda Dune, una historia de ciencia ficción que puede definir a la perfección el término “adelantado a su época”. En ella Jodorowsky contaría con el casting más espectacular de la historia de cine, incluyendo a Orson Welles, Salvador Dalí, Mick Jagger y David Carradine. Artistas visuales extraordinarios —luego exitosos en Hollywood, como el caso de Giger— diseñaron mundos tan oníricos como sorprendentes que después inspirarían grandes éxitos de Hollywood; músicos como Pink Floyd compondrían la banda sonora; Brontis Jodorowsky, quién daría vida a uno de los protagonistas, se preparó para ser poco menos que un samurái durante casi dos años. Director y productor hicieron un libro gigantesco explicando a detalle el proyecto, con el cual tocaron las puertas de las compañías productoras. Al final, su propia magnitud la hizo imposible de filmar. Sin embargo, Jodorowsky cierra con una tentadora invitación: hoy alguien puede tomar ese libro y hacerlo animado, ahora es posible, dice.

57 Muestra Internacional de Cine: Adieu au langage. La más reciente película de Jean-Luc Godard es ante todo un gran experimento fílmico, un esfuerzo por fragmentar y deconstruir el lenguaje para terminar con una historia sin principio, sin clímax y sin final —de ahí que sea completamente anticomercial—. Una colección de momentos que despojados de un contexto se vuelven imágenes y palabras en estado puro. Adieu au langage es exactamente eso, al menos un adiós a la narrativa tradicional.

Dichosas preguntas en otoño. Si pudieras viajar hacia cualquier otra época en cualquier parte del mundo, ¿a dónde irías? México, a la Época de Oro del cine nacional. Buscaría la manera de estar cerca de los sets de filmación, haciendo lo que fuera, nada más por el gusto de conocer a todas aquellas magníficas estrellas en persona.

 

Pluma

2666 en 666 palabras. Este “universo Bolaño” está plagado de todo tipo de seres: estrafalarios, deprimentes, repugnantes, corrientes, simpáticos, únicos, clásicos, atormentados, eruditos, joviales, cínicos, simples, entrañables. Los escenarios en cambio son mucho más uniformes: grises, miserables, opresivos, desérticos. […] Las ciudades están en guerra, destruidas, o en el mejor de los casos en reconstrucción; en el mar la máxima forma de vida son las algas; el bosque es un desierto helado; el campo un terreno olvidado; el lado mexicano una zona sobre la que flota constantemente la muerte, ya sea gradual o violenta, y el desamparo.

Por el camino de Proust. No empecé En busca del tiempo perdido por el primer tomo, sino por el del título que más me llamó la atención y porque supongo que no pretendía leer la obra completa. Abordarlo no fue fácil, nunca había leído algo parecido y de inicio fue desconcertante. Recuerdo perder el hilo conductor de una oración repetidas ocasiones, extraviada entre la larga sucesión de palabras, la ausencia de puntos y comas y la sintaxis inusual. Pero pronto me habitué y pronto también me di cuenta de que estaba ante una obra de proporciones gigantescas, no sólo por la extensión, sino por la grandeza literaria.

Clásico doble. En muy escasas ocasiones de una gran novela se hace una gran película, esta dupla difícilmente es equilibrada y justa. Más escaso, verdaderamente excepcional, es que de una novela clásica se haga una película clásica. To kill a mockingbird entra en esta categoría de dignas y muy gratas excepciones.

Apuntes sobre literatura. Las campañas que promueven la lectura son absurdas. La gente no va a cambiar sus hábitos sólo porque ve a Ely Guerra leyendo en una posición imposible. Y eso de leer 20 minutos al día no tiene sentido, todos leemos 20 minutos al día -en el trabajo, en la escuela, en la calle-, lo importante es qué estamos leyendo, como una elección consciente, no como una necesidad u obligación.

 

Order_form_for_ulysses

Bloomsday. El 16 de junio de 1904 Leopold Bloom emprendió una peregrinación por las calles de Dublín. Su odisea moderna cambiaría para siempre la historia de la literatura. Así como el Ulises de la mitología, Joyce nos narra, en una obra donde tienen cabida todas las formas literarias, la odisea de este hombre durante las distintas fases del día; un viaje a través de un planeta entero, sujeto a sus propias leyes y con su propia mitología.

Libros de paso. La literatura es un oficio serio. Sagas de vampiros, magos, aliens y heroínas en mundos post-apocalípticos y/o con problemas de personalidad, en realidad son blockbusters potenciales descritos en papel. Entonces, ¿por qué molestarse siquiera en leerlos? No demandan ningún esfuerzo mental, no hay retórica, ni estímulo a la imaginación, todo está ahí listo para ser consumido. Es exactamente lo mismo que ir a sentarse a una sala a ver la película.

Dichosas preguntas 2015. Si alguien a quien quieres está leyendo un libro y te dice que es estupendo, ¿qué tan probable es que lo leas? Depende de quién sea esa persona. Mi cariño no está directamente relacionado con mi consideración a su intelecto. En realidad hay muy pocas personas a quienes les tomaría la palabra para leer un libro, independientemente del cariño que les tenga.

Fernando del Paso. En Fernando del Paso he encontrado algunas de las cualidades que convierten libros en clásicos de la literatura: el poder de la evocación y de la empatía. ¿Quién leyendo Noticias del imperio no experimentó una auténtica compasión por Maximiliano, o escuchó el rumor de los ferrocarriles y palpó la angustia y el abandono en José Trigo, o sintió pena por Palinuro, tan enamorado y tan desafortunado? Y más aún, ¿qué aspirante a escritor no sintió tanta envidia como admiración al encontrar en esas tres novelas una exuberancia del lenguaje y una capacidad expresiva tan poco común y por lo tanto tan preciosa?

Días de Libros. De poetas ninis a adolescentes desencantados y de burócratas pusilánimes a jóvenes ambiciosos, la literatura me ha ofrecido retratos entrañables de todos ellos. Poco importa que todo esto lo haya conocido a través de obras de ficción. Después de todo, la mente no distingue entre imaginación y recuerdo […] En mi mundo mis días son de libros, los libros llenan mis días de mundos y los días con libros hacen un mundo mejor. En el mundo de los libros cada día vale la pena y aunque sé que para leer todos los libros buenos del mundo no me alcanzarán los días, lo seguiré intentando, porque durante años han sido mi mejor compañía.

continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: